Translator     Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

jueves, 17 de octubre de 2013

Cutie Q (Namco) - 1979


Plataforma:  Recreativa

Cutie Q
Las reminiscencias de "Pacman"
ya están presentes en este pinball de Namco
"Cutie Q" es el tercero de los tres pinballs que Namco lanzó en los años 70. Los otros dos, ya fueron comentados aquí anteriormente: el "Gee Bee" (octubre de 1978) y el "Bomb Bee" (junio de 1979) eran dos pinballs muy similares en los cuales uno era una evolución natural del otro. Pues bien, con "Cutie Q" pasa lo mismo, aunque con una diferencia menor, también debido a que pasa menos tiempo entre uno y otro ("Cutie Q" fue lanzado en noviembre de 1979).

Sin duda alguna, lo más destacable de "Cutie Q" no es su jugabilidad, ni su calidad gráfica.... Nada de eso... Lo más destacable de este juego es que es la inspiración más directa del mítico "Pacman", que vería la luz un año más tarde.

Y es que los fantasmitas que aparecen a lo largo del juego son muy similares gráficamente al buque insignia que Capcom desarrollaría meses más tarde. Muestra de ello también es que su diseñador gráfico, Toru Iwatani, es el diseñador gráfico de "Pacman".

En "Cutie Q", nos encontramos con una pantalla que se aleja aún más que su predecesor de la imagen de pinball al uso que tenemos, dándole un caracter más videojueguil si cabe. Así, los elementos que conforman este pinball son unos fantasmitas de la parte superior de la pantalla, series de ladrillos con los mismos fantasmitas, unas caras que pueden estar tristes o alegres dependiendo de si están o no activadas y, por último, las letras de la palabra "EXTRA". Como podéis comprobar, son los mismos elementos de "Bomb Bee" pero con una temática más... Fantasmal.



Si comparamos el "Cutie Q" con el unos meses más antiguo "Bomb Bee", podremos comprobar que, en cuanto a jugabilidad son iguales y gráficamente, tienen el mismo colorido. 

La diferencia más notable radica en los elementos de pantalla.



La jugabilidad de "Cutie Q" me sigue resultando excelente. Con una experiencia de juego muy superior a la media de videojuegos de la época, quizás eche en falta algo de novedad, pues puede parecer algo rutinario. Los sistemas de puntuación están bien ajustados para que el jugador pueda irse superando partida tras partidas, y, lo más destacable es la posibilidad de destapar un personaje si conseguimos eliminar todos los ladrillos. Ésto último es algo que quizás pueda parecer una tonteria pero estamos hablando de 1979 y esto debía ser toda una motivación para seguir jugando.

La posibilidad de que aparezca un fantasmita
cuando se eliminen los ladrillos era un
motivador muy importante en el juego,
aunque actualmente no sea algo valorable
Los sistemas de puntuación eran muy similares a los de "Bomb Bee". Por regla general, cada 50000 puntos el jugador recibía una bola extra, aunque en cada recreativa podía modificarse cuanta cantidad de puntos eran necesarios para esto. Las puntuaciones de "Cutie Q" son éstas:
Letras con la palabra EXTRA: 100 pts cada una
Ladrillos: 10 pts cada uno
 Caritas: 50 pts cada una
 Spinner: 10 pts
 Trampas laterales: incremento de 100 pts cada vez
Fantasmita de en medio: Los pts vienen indicados sobre ellos


Además, cuando eliminamos todos los ladrillos, como he indicado antes, aparece otro fantasmitas (esta vez amarillo), al cual si conseguimos dar, obtendremos una buena cantidad de puntos en función del multiplicador que tenga en el momento de ser golpeado. (5000x1,500x2,500x3...etc). Cuando golpeamos a este fantasma, los ladrillos vuelven a recomponerse y volvemos a empezar otra vez.

Si activamos todas las caritas, es decir, si pasamos todas las caritas a ponerse alegres, obtendremos un bonus multiplicador que duplicará o triplicará nuestro bonus cuando perdamos una bola (lo máximo que multiplicará será X3, por muchas caritas que encendamos). Y por último, cuando activemos todas las letras que forman la palabra EXTRA, los traicioneros huecos laterales por los que puede caer la bola serán tapados por unos ladrillos verdes que nos darán una segunda oportunidad.

Gráficamente "Cutie Q" es un videojuego con mucho colorido, poseía una tecnología bastante moderna como era la placa 8080 de 2048 Mhz. La pantalla tenía unos cuantos elementos, donde destaco sobretodo a los fantasmitas, que serían los precursores de Pacman. Por todo lo demás, es exactamente lo que véis en la imagen. Un videojuego de pinball de una sola pantalla donde el objetivo primordial es hacer la mayor cantidad de puntos posibles.

En cuestiones sonoras, "Cutie Q" es un videojuego bastante correcto, mostrando unos sonidos de distinto tono en función de qué golpeemos o qué estemoa haciendo.

En resumen, este pinball no es más destacable que su predecesor "Bomb Bee" salvo por el hecho de que los elementos que componen la pantalla, en esta ocasión, son la antesala gráfica de uno de los videojuegos más míticos de la historia: el "Pacman". Recomendable para amantes de la historia de los videojuegos.



Título: 
Cutie Q
Cutie Q
Cutie Q

Desarrolladora:
Namco

Género:
Pinball

Plataforma: 
Recreativa

Año: 
1979

Nota:
80



Duración del juego: En proporción a nuestra habilidad con el pinball.

Me quedo con: Sin duda, lo más destacable de "Cutie Q" visto con la perspectiva de la historia, es su influencia gráfica en el "Pacman"

Lo peor: Para lo que está pensado, no tiene nada especialmente, malo. Quizás la monotonía del juego, pero hablamos de 1979...


Comentario: "Cutie Q" es el precursor, a nivel gráfico, del mítico "Pacman", y sólo por eso, merece un lugar destacable en mi revisitación de los videojuegos antiguos. Todo lo demás es secundario, aunque el juego no está mal, ni a nivel jugabilidad como a nivel gráfico.


Fuente de donde saco algunos datos:  http://www.arcade-history.com

1 comentario:

  1. Desconocía completamente la existencia de este juego. Habrá que echarle una partidita para ver que tal está

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!