Translator     Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

jueves, 16 de mayo de 2013

Bomb Bee (Namco)- 1979


Plataforma:  Recreativa


"Bomb Bee" es uno de los videojuegos de 1979
que más me han gustado.
Namco aún estaba en pañales y el único desarrollo que había publicado fue el arcade encubierto de pinball "Gee Bee" con unos resultados más que aceptables y además ofreciendo un videojuego original. Un año después, lanza su segundo videojuego, también un pinball, y lo titula "Bomb Bee" para mostrar una cierta continuidad en este subgénero. Con este juego, Namco comienza a posicionarse como una desarrolladora importante que, aunque dará sus mejores frutos durante la década de los 80, ya ofrece videojuegos buenos y originales con una excelente factura técnica.

Este pinball (en realidad es más parecido a "Breakout" que a un pinball de una sala de máquinas), es como una mejora del "Gee Bee", ya que tienen el mismo gameplay y, partiendo de la misma pantalla del anterior, "Bomb Bee" lo que hace es mejorarla en cuanto a gráficos, sonido y jugabilidad. Ahora podemos encontrarnos más opciones a la hora de recibir bonificaciones, lo que además, resta algo de mecanicidad al juego.

"Gee Bee" presentaba estos elementos: dos spinners, dos grupos de ladrillos a los lados en la parte inferior y superior y otro arriba de la pantalla, las cinco letras de la palabra Namco, y una especie de barra central que ayudaba a ralentizar un poco la velocidad de la bola. Cada eliminación de bloques de ladrillos, además suponía un incremento de puntos que se reflejaba, bien en la bonificación final o bien en forma de un aumento de puntaje al golpear los elementos. Podéis ver la comparación entre los dos juegos en estas dos imágenes de abajo:

A la izquierda, "Gee Bee" y a la derecha, su sucesor, "Bomb Bee"


Pues bien, "Bomb Bee" aumenta la presencia de esos ladrillos, (que además están en una amplia gama de colores), incluye un nuevo grupo de ladrillos (los azules) que si se desbloquean, dan acceso a un spinner de, nada más y nada menos que 1000 puntos, mejora la jugabilidad de la composición de la pantalla y además permite que, al perder una vida, nuestra pequeña labor de destrucción de ladrillos no sea reseteada, algo que si ocurría con su predecesor.

La dinámica es la misma que en el anterior, evitar que la bola caiga a la parte inferior de la pantalla mientras conseguimos la mayor cantidad de puntos posibles. La jugabilidad mejora bastante ya que ahora, nuestro fin no es tanto mantener la bola el mayor tiempo posible, sino preocuparnos en conseguir desbloquear grupos de ladrillos y demás para obtener combinaciones que nos permitan conseguir una mayor cantidad de puntos más rápido. Así, en "Bomb Bee" podemos jugar una partida muy corta y conseguir una cantidad de puntos mucho mayor que con una partida larga sin haber desbloqueado nada.

El colorido gráfico es uno de los aspectos más estupendos de este videojuego. La paleta gráfica de 256 colores, tuvo que dejar impresionado a más de un adolescente en aquellos tiempos. Otro aspecto a destacar (aunque no es exclusivo de los gráficos) es que los movimientos de la bola son más fluidos y naturales. Por así decirlo, controlamos más el juego.

Otro añadido muy importante que mejora notablemente la experiencia de juego es el gran sonido que presenta este videojuego para su época. Los tonos que acompañan al juego ayudan a reconocer qué tipo de ladrillos estamos golpeando, ya que cada golpeo (ya sea a un spinner, a la barra o para iluminar alguna letra) viene acompañado de un tono diferente. El recuento de puntos, el comienzo y el final de la partida también vienen acompañados de sus diferentes tonos.

"Bomb Bee" es un videojuego
muy recomendable
incluso en la actualidad
Un aspecto negativo, teniendo en cuenta que es un videojuego de recreativa, es que únicamente tienen un High Score, cuando en esta época ya empezaban a implementarse listas de High Scores. Ésto supongo que debía disminuir un poco la motivación a la hora de jugar.

Resumiendo, "Bomb Bee" es el mejor pinball que he jugado hasta la fecha (Junio de 1979). Básicamente, han enriquecido el anterior videojuego, "Gee Bee" en todos los aspectos, desde el técnico (gráficos y sonido) hasta el gameplay, ahora mucho más adictivo y jugable. Conforme a la tecnología de entonces, considero que es un videojuego muy puntero y completo. Muy recomendable y adictivo, incluso en la actualidad. De todos los videojuegos que llevo comentados, éste ha sido el que me ha resultado más adictivo.






Título: 
Bomb Bee
Bomb Bee

Desarrolladora:
Namco

Género:
Pinball

Plataforma: 
Recreativa

Año: 
1979

Nota:
82




Duración del juego: Duración infinita... Si somos suficientemente hábiles...

Me quedo con: Su paleta gráfica de 256 colores, su fluidez de movimiento, su jugabilidad...

Lo peor: Que no haya una lista de High Scores.


Comentario: "Bomb Bee" es el segundo videojuego de Namco y nos deja ya entrever los buenos años de bonanza que nos traería después esta desarrolladora. Que tenga ya 34 años y aún siga siendo jugable, dice mucho de la capacidad de desarrollar juegos de la compañía. Recomendable y puntero tecnológicamente (Junio de 1979).



Fuente de donde saco algunos datos:  http://www.arcade-history.com




Aprovecho esta entrada para comentar un videojuego "relacionado con los bares" que fue lanzado para la consola Atari 2600 durante ese Verano.

"Slot Machine" (Atari 2600) - 1979


"Slot Machine" es un videojuego
bastante mediocre...
Este videojuego posee la única virtud (a mi juicio) de ser el primero que simula una máquina "tragaperras". Como todos los cartuchos de Atari en esa época, fue promocionado de tal modo que parecía que había "8 juegos en 1"... Nada más lejos de la realidad.

Nuestra única función en "Slot Machine" es la de apostar entre 1 y 5 monedas, y después poner en funcionamiento la máquina. Ofrece dos modos de juego distintos, una versión "Jackpot" y otra denominada "Payoff" con diferentes sistemas de puntuación/recaudación. Además, ofrece la posibilidad de jugar solos contra la máquina o en modo de dos jugadores.


En el modo "Payoff", cada apuesta que hagamos,
representará un payline, con lo que la combinación oblicua,
sólo podremos ganarla si apostamos cinco monedas.
Comenzamos la partida con 25 monedas, y a raíz de aquí, dejamos todo lo demás a la suerte hasta que uno de los dos jugadores pierda todo su dinero y la partida termine. La versión "Payoff" difiere de la de "Jackpot" en que hay más elementos a combinar y las combinaciones pueden hacerse en cruz como podéis ver en la imagen de la derecha. La elección de jugar de una a cinco monedas en la versión "payoff" es, si cabe, más relevante, pues cada payline representa una moneda en la apuesta, con lo que si no apostamos nuestras cinco monedas, puede que no lo ganemos todo. Creo que esta explicación queda más clara observando la imagen, el "Payline 1" correspondería con una apuesta de una sola moneda y así sucesivamente.


Puntuación del juego.
Imagen cortesía de Atariage.com
El sistema de puntuación también varía de un modo de juego a otro ya que, entre otras cosas, los elementos de juego varían. Así en la versión "Jackpot" únicamente podremos ver vehículos, unas barritas o la nada más absoluta. Mientras que en la versión "Payoff", podemos disfrutar de toda una "variabilidad gráfica" de cinco tipos de dibujitos diferentes... ¡Todo un derroche!...

Aquí a la izquierda podéis comprobar los sistemas de puntuación de los dos modos de juego, por si queréis echaros una "partidita"... La imagen está alojada en la página www.atariage.com.

En cuanto a los gráficos del juego, nos encontramos con un producto de una calidad acorde a la consola y a la época en la que estamos (Verano de 1979), cuyo mayor mérito consiste en mostrar unas cuantas figuritas diferentes, pero eso sí, todas muy sencillas.

El sonido, sin ser nada del otro mundo, no molesta (que ya es bastante) e identifica las pocas acciones que tienen lugar durante la partida, simulando los movimientos de la máquina, las recaudaciones cuando ganamos y un tonillo ligero cuando no obtenemos nada en la tirada.

El agujero negro de este juego reside en su nula jugabilidad y su falta de objetivos o motivadores que generen un mínimo de adicción. El único fin es hacer girar la máquina, y ver si nos toca algo o no, y fin de la historia. Es por esto, que considere "Slot Machine" como un videojuego solemnemente aburrido.




Título: 
"Slot Machine"
Slot Machine

Desarrolladora:
Atari

Género:
Casino

Plataforma: 
Atari 2600

Año: 
1979

Nota:
46




Duración del juego: Si estás más de media hora jugando a "esto", pide ayuda inmediatamente porque tienes un problema de ludopatía...

Me quedo con: Lo único positivo que saco de este juego es que es el primero que simula una máquina "tragaperras".

Lo peor: La diversión que aporta "Slot Machine" es la misma que observar la hierba crecer...


Comentario: Atari refuerza su catálogo de juegos incluyendo uno que simula una máquina "tragaperras". Esta novedad es lo único positivo que saco de "Slot Machine", un videojuego solemnemente aburrido al que prácticamente no se puede jugar.



Fuentes de donde saco alguna información:  Atari Age y Atarimania



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!